Make your own free website on Tripod.com

Presupuesto Municipal

Informe para la prensa

 Ante el inminente -y tardío- tratamiento de la Ordenanza sobre el presupuesto de gastos y cálculo de recursos correspondiente a este año 2000 por parte del Honorable Concejo Deliberante, el Partido Justicialista de Trenque Lauquen se ve en la necesidad y obligación de hacer conocer su posición a la Comunidad de este distrito.

El proyecto de ordenanza ha tenido un origen anormal por razones de política partidaria interna de la alianza gobernante a nivel municipal, las que nunca han sido explicadas, generando un trámite plagado de marchas y contramarchas, enigmas y manoseos, que no se compadece con la trascendente importancia que el referido ordenamiento merece, es una de las más importantes materias del ámbito municipal.

Ello se vió motivado en un principio por la negligente y caprichosa decisión del Intendente, al omitir enviar el proyecto correspondiente en legal plazo y forma en el curso del pasado año 1999.

Prosiguió luego con la sorpresiva -y tampoco explicada- presentación de un proyecto por parte de quien parece agradarle  ser calificado como "delfín" del Intendente.

La confusión generada fue agravada ante la insitencia en pretender calificar de "normal" lo acontecido, afírmandose en forma reiterada y falaz que según la ley orgánica de las municipalidades es absolutamente indiferente que el proyecto o iniciativa se genere en el Departamento Ejecutivo o el Deliberante.

El tratamiento del referido proyecto en la comisión respectiva del Concejo Deliberante se ha visto largamente demorado -por motivos tampoco informados- llegándose ahora a su intento de sanción cuando transcurre el último trimestre del ejercicio presupuestado, lo que torna a la ordenanza en una cuestión abstracta.

La responsabilidad de las anomalías descriptas no puede ser mas que achacada al Departamento Ejecutivo y al bloque mayoritario del H.C.D., en tanto los concejales justicialistas han demostrado una actitud seria y responsable, sin poner obstáculos injustificables para la sanción del presupuesto.

Los compañeros concejales han tenido, por el contrario, una posición firme y clara desde que se conociera el proyecto,  anunciando desde el comienzo que su única disidencia se centraba en el artículo 4º del mismo, mediante el cual se pretende mantener la facultad general , ilimitada y discrecional del Intendente para compensar excesos de gastos con cualquier  partida presupuestaria.

Las razones argüidas por el titutar del ejecutivo y por el presidente del bloque de la Alianza en pos  de mantener tal prerrogativa, además de confusas son han sido falsas. Pero aún más preocupante resulta que se pretenda presionar a los concejales que intentan cumplir cabalmente con su función, fabricando fantasmas de crisis administrativas o amenazando directamente con el boicot a eventos populares, cuyos efectos -anuncian- les achacarán a los que se opongan a sus voluntades.

Por las graves circunstancias expuestas, el Consejo Directivo del Partido Justicialista del Distrito de Trenque Lauquen se pronuncia clara y categóricamente de la siguiente manera:

1)      Llamamos a la reflexión a los integrantes de la Alianza oficialista para que se evite que las rencillas de comité o las antipatías personales sigan afectando la gestión de las instituciones municipales.

2)      Hacemos público nuestro apoyo solidario a nuestros concejales justicialistas por la labor desplegada y la responsable posición sostenida en esta cuestión.

3)      Repudiamos las presiones o extorsiones encubiertas a las que pudiera someterse a los ediles no justicialistas que mantienen posiciones distintas a las del ejecutivo y la conducción de su bloque, instándolos a que cumplan fiel y plenamente la función para la que fueran elegidos.

4)      Afirmamos que en este importante asunto no puede justificarse un voto en la debida obediencia partidaria, cuando está en juego el rol que la Constitución y las leyes le asignan al Concejo Deliberante, el que -de aprobarse íntegramente el proyecto de ordenanza- seguiría renunciando a facultades que les son propias, continuando deteriorando el sistema municipal y ratificando su condición subordinada el Intendente.

5)      Adelantamos que, de no aprobarse el mentado artículo 4º, las "represalias" que anuncia el Intendente correrán por su exclusiva responsabilidad, en tanto la propia ley orgánica de las municipalidades contempla los mecanismos necesarios y eficaces para asegurar la buena y permanente administración y el normal desarrollo de todas las actividades comunitarias, no siendo imprescindible para ello que se le otorgue al Intendente -como pretende- la "suma del poder público".

             Trenque Lauquen, 5 de Octubre de 2000

 

Raquel H. VALLAUD      Julio C. COLLADO       Abel ESTEVEZ

      Secretaría Gral.                Vicepresidente               Presidente